jump to navigation

Y de repente… 13 abril 2006

Posted by kushiague in Uncategorized.
trackback

Un día me desperté y me di cuenta de que estaba trabajando y me volvía parte de la fuerza laboral de mi país… y que aunque mi salario era una grosería (empecé trabajando para ganar 3500 pesos al mes) me hacía feliz pensar que tenía mi primer trabajo.

Otro día me dijeron que podía trabajar en otro lugar pero haciendo una cosa que me gustaba muchísimo, y aunque mi salario era mayor, de todos modos seguía siendo grosero… (4000 pesos… 500 mas, pero mas trabajo también)

Otro día me desperté y me dijeron que ya no tenía ese trabajo que tanto amaba por culpa de un idiota que no puede separar lo personal de lo laboral y que reclama posesión sobre un alguien que se le había quitado hace mucho… error? no… simple y sencillamente las cosa que hay que vivir. Ese mismo día me quitaron a una de las personas que mas amo y a la fecha no me la han devuelto… ese mismo día me dijeron que mi vida iba a cambiar… pero sigo igual… ese mismo día deje de vivir en pareja… que ya llevaba un año haciéndolo… y aunque dormimos juntos yo pago mi renta ahora.

Hace poco otro día de repente me descubrí haciendo fotografías y ganando el doble que en mis anteriores trabajos, con un jefe poca madre y un compañero de trabajo al que quiero mucho… y me descubrí siendo casi feliz… hasta que de repente mi jefe me llegó con una propuesta que muero por materializar… y aunque se que voy a necesitar mucha ayuda y que esa persona que me quitaron es una de las que me gustaría que me ayudara… me pone nervioso pensar que me volvería un mercenario ambiental casi casi si lo hago… aunque de cualquier modo voy a trabajar haciendo lo que estudié para hacer…

Y de repente caigo en la cuenta de que este cansancio, este hastío, esta desesperación por llegar al día de descanso, esta felicidad por ganarme 50 pesos de propina, esta sonrisa en el rostro y esta piel llena de sal… son todo lo que tengo de mí, todo lo que finalmente me gusta… y es que yo me enamoré de mi trabajo otra vez… y ahora… lo pienso… y cuando me dicen que tengo el mejor trabajo del mundo por estar todo mi día en una lancha, quemandome por el sol, con el reflejo del mar azul turquesa… tomando fotos… y haciendo contenta a la gente con sus recuerdos… lo pienso detenidamente y sé que es el mejor trabajo del mundo para mí, por que es el que tengo ahora.

Gracias David, Gracias Samuel y Gracias Laura por darme un lugar en su familiita submarina.

Saludos a todos

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: